sábado, 15 de marzo de 2008

Un ecosistema intacto desde hace 90 millones de años

Una de las pozas estudiadas. (Foto: EFE)

Un grupo de científicos ha descubierto en el desierto de México varias pozas en las que se conservan vivas y sin ningún tipo de alteración las criaturas que poblaban los mares de la tierra hace 90 millones de años, según informaron fuentes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El terreno que ocupan las pozas de Cuatrociénagas, un valle montañoso situado en el norteño estado de Coahuila, se abrió por primera vez al mar hace 200 millones de años y se cerró hace 90 debido a movimientos geológicos.

Desde entonces las especies que habitaban la zona han continuado existiendo en las mismas condiciones ambientales, sin sufrir alteraciones en su entorno acuático, explicó la responsable del instituto de Ecología de la UNAM, Valeria Sousa.

Estos seres han resistido sin ser desplazados por las especies contemporáneas gracias a que el ecosistema que habitan son las aguas continentales con menos fósforo que se conocen en la Tierra. Esto convierte el agua de Cuatrociénagas en inhabitable para las especies biológicas actuales, que requieren de este elemento químico para su supervivencia.

En total, en las aguas de Cuatrociénagas se han detectado desde que comenzaron las pesquisas 17.000 especies de virus de aguas marinas, todas nuevas para la ciencia, y otros seres como bacterias, crustáceos, peces y diatomeas.

Sousa comparó esta zona del desierto mexicano con las islas Galápagos, pues al igual que en éstas sus criaturas se han mantenido al margen de la evolución que afectó al resto de seres.

Este hallazgo es fruto de siete años de investigaciones sobre el terreno en las que han participado investigadores de la UNAM, diversas universidades de Estados Unidos y México y, hasta 2003, personal de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA).

viernes, 7 de marzo de 2008

El proyecto Mil Genomas

NHGRIUn consorcio internacional de investigación ha anunciado el "Proyecto 1.000 Genomas", un ambicioso esfuerzo que implicará secuenciar los genomas de al menos mil personas de todo el mundo para crear el archivo más detallado y útil hasta la fecha de la variación genética humana.

El proyecto será financiado mayormente por el Instituto Wellcome Trust Sanger en Hinxton, Inglaterra, el Instituto Genómico de Pekín, en Shenzhen, China, y el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI), uno de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), en Estados Unidos.

Basado en la experiencia de equipos de investigación multidisciplinarios, el Proyecto 1.000 Genomas desarrollará un nuevo mapa del genoma humano que aportará una amplia visión de las variaciones biomédicamente relevantes del ADN, con una resolución superior a la hoy disponible. Como con cualquier otro gran proyecto de referencia del genoma humano, los datos del Proyecto 1.000 Genomas serán puestos a disposición de la comunidad científica internacional a través de bases de datos de libre acceso público.

El Proyecto examinará el genoma humano con un nivel de detalle que nunca antes se ha intentado. Tal proyecto habría resultado impensable hace tan sólo dos años. Hoy, gracias a los extraordinarios saltos dados en las tecnologías de secuenciación, la bioinformática y la genómica de las poblaciones, sí está al alcance de la comunidad científica. Una vez finalizado el trabajo, este enorme recurso ampliará y acelerará de modo espectacular la labor de búsqueda de factores genéticos involucrados en la salud y la enfermedad humanas.

Dos seres humanos cualesquiera son genéticamente semejantes en más del 99 por ciento. Sin embargo, es importante comprender la pequeña fracción de material genético que cambia entre las personas, porque puede ayudar a explicar las diferencias individuales que existen en la propensión a las enfermedades, en la respuesta a los fármacos, y en las reacciones frente a diversos factores ambientales. El Proyecto 1.000 Genomas contribuirá de manera destacada a mejorar esa comprensión. El mapa que producirá abrirá las puertas a muchos otros nuevos hallazgos importantes para la medicina y para la biología humana básica.