sábado, 31 de julio de 2010

Podría encontrarse vida extraterrestre de aquí a 30 años

Podría encontrarse vida extraterrestre de aquí a 30 añosEl profesor y director del departamento de Astronomía de la Universidad de Chile, Mario Hamuy, ha afirmado que en unos 20 a 30 años más se podría encontrar vida extraterrestre.

La afirmación la hizo ante los medios de comunicación, tras presentar su último descubrimiento astronómico sobre la utilidad de las supernovas para medir distancias en el universo, publicado el pasado 1 de julio en la revista científica Nature.

"Es posible que de aquí a 20 ó 30 años hayamos encontrado, no marcianos ni vida inteligente, pero sí atmósferas que alberguen vida", precisó el experto.

Hamuy se mostró optimista de que la nueva tecnología permitirá descubrir planetas parecidos a la Tierra que los instrumentos actuales no son capaces de detectar.

"Cuando logremos encontrar planetas del tamaño de la Tierra, a distancia tipo Sol, con presencia de agua, podemos plantearnos encontrar vida", explicó.

Hamuy hizo hincapié en lo rápido que avanza la ciencia y recordó cómo en 1996 no se conocía ningún planeta extrasolar y que el desarrollo tecnológico ha permitido que desde entonces hasta hoy se hayan descubierto 460.

En este sentido se refirió a avances como el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (European Extremely Large Telescope, E-ELT) del Observatorio Austral Europeo (ESO), que se instalará en el cerro Armazones, situado en el desierto chileno de Atacama, después de que el país se hiciera con el proyecto al que aspiraron otras naciones, particularmente España.

Preguntado sobre las versiones apocalípticas que señalan el término de la civilización humana para el año 2012, fecha que coincide con el décimo tercer ciclo en el calendario maya y que corresponde al 21 de diciembre de ese año, Hamuy aseguró que son proyecciones "sin ninguna base".

"No tengo ninguna evidencia física ni empírica para decir que va a haber un desastre en 2012 como dice la cultura popular", afirmó.

El astrónomo explicó que para que se diera el fin del mundo tendría que explotar una supernova muy cerca y dijo que no hay ninguna estrella que en este momento esté tan cerca y en condiciones de explotar.

"No puedo asegurar que no caiga un cometa en dos años más porque hay tanta piedra dando vuelta en el sistema solar que cualquiera podría caer aquí y producir lo que produjo hace 65 millones de años, pero hoy día no tengo ninguna evidencia", puntualizó.

Según el experto este tipo de vaticinios se originan porque "vivimos en un universo muy dinámico".

"Ha habido catástrofes y va a seguir habiéndolas. Nosotros somos hijos de las catástrofes", apuntó tras recordar que los mamíferos pudieron desarrollarse tras extinguirse los dinosaurios hace 65 millones de años.

Hamuy sostuvo que el universo "va a encontrar la forma de perpetuar la vida y desarrollarla en una forma más compleja", como lo ha hecho durante toda su historia, por lo que cuando desaparezcan los seres humanos, nos sucederá una especie más compleja, pero subrayó que "eso no será en 2012".

EFE

jueves, 29 de julio de 2010

Un experimento con bacterias en el Río Tinto confirman la posibilidad de vida en Marte

Un experimento con bacterias en el Río Tinto confirman la posibilidad de vida en MarteInvestigadores del Centro de Astrobiología que estudian la habitabilidad de Marte han confirmado que unas bacterias de la cuenca del Río Tinto (Huelva) son capaces de sobrevivir en las condiciones extremas del planeta rojo.

El experimento forma parte de los trabajos preparatorios para el viaje de la sonda Mars Science Laboratory, que estudiará en 2011 la presencia de rastros de vida y habitabilidad de Marte.

"Se trata de ensayar condiciones de habitabilidad para saber dónde buscar con el robot una vez en Marte", ha explicado a EFE el científico Felipe Gómez, del Centro de Astrobiología (centro mixto del CSIC y el Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial), en Madrid.

El experimento ha consistido en someter a unas bacterias que habitan en la cuenca del Río Tinto a las extremas condiciones de habitabilidad de Marte reproducidas en cámaras de simulación marciana "y hemos comprobado que un alto porcentaje de ellas sobrevive", ha explicado en contacto telefónico con EFE.

La zona de Río Tinto está reconocida como "análogo marciano" por sus características geológicas y químicas, lo que permite utilizarlo como campo de pruebas en la Tierra para comprobar cómo responden los equipos y herramientas que van a emplearse en misiones espaciales o conocer cuáles son los límites de habitabilidad en condiciones extremas.

"La radiación en Marte es muy alta, lo cual genera mucho estrés oxidativo que parece impedir la vida en la superficie; así que queríamos saber si, bajo la protección que ofrece el subsuelo, ésta sería posible", ha detallado Gómez.

Dado el alto contenido en minerales de hierro detectado en Marte, el equipo dirigido por Gómez optó por estudiar bacterias quimiolitotrofas, que ganan energía oxidando minerales.

"Se desarrollaron pequeñas pastillas de minerales de hierro que simulaban polvo superficial marciano, que se depositaron encima de las bacterias", explica Gómez.

A continuación, las bacterias fueron sometidas a condiciones muy restrictivas, similares a las marcianas: presiones de 7 milibares, temperaturas que superaban los 150 grados kelvin (equivalente en grados centígrados a 150 bajo cero) y condiciones relativas con alta presencia de rayos UV.

Tras un periodo de exposición largo, las supervivencias de bacterias se situaban por encima del 35 por ciento cuando estaban protegidas por una capa de subsuelo de tan sólo dos milímetros; con una capa protectora de 5 milímetros, los niveles de supervivencia llegaron al 40 por ciento.

Al repetirse el experimento con periodos más cortos, se alcanzó el 50 por ciento.

"Los resultados determinan claramente la viabilidad de estos grupos bacterianos en un ambiente tan restrictivo como el del estudio", ha precisado Gómez, quien ha subrayado que las bacterias fueron sometidas a "condiciones mucho más duras de las que se pueden dar en multitud lugares de Marte, porque nosotros nos pusimos en el peor de los casos, y aún así sobreviven".

Los resultados del experimento han sido publicados por la revista 'Icarus' de la Sociedad Astronómica de Estados Unidos.

EFE